Lionel Henriquez B.

Ex Académico (Matemáticas) Universidad Austral de Chile 1974-2013. Desde 1990, combina su profesión, en la que ha escrito algunos artículos, con la poesía en la que tiene 12 libros publicados, 7 Monterrey (mx), 1 Junín de Bs. Aires (ar) 1 Lima (pe), 1 Valdivia (cl) y 1 Santiago (cl) y, en 8 antologías, 2 Lima (pe), 1 Barcelona (es), 1 Barranquillas (co), 1 Bogotá (co) y 2 en Santiago (cl). Poesía en http://lionelhenriquezbarrientos.blogspot.com/ y http://lionelalbertohenriquezb.blogspot.com/

Libro de Visitas Free counter and web stats
Tiempo en Valdivia
Hora mundial Reloj Mundial y Mapa de los Husos Horarios

lunes, diciembre 07, 2015





En el lanzamiento, en el Centro de Extensión Andrés Bello de la la Universidad del Bío Bío de Chillán-Chile, del poemario "Palabras en el Tiempo", de mi buen amigo Elías Irazoqui Becerra, cuya presentación y prólogo comparto:

PALABRAS PARA UNA PRESENTACIÓN
Presentación del poemario “Palabras en el Tiempo”
Autor: Prof. Dr. Elías Irazoqui Becerra.

Muchos me han preguntado que hay de común entre la matemática y la poesía, a lo que he respondido siempre que los une la belleza. Lamentablemente hay quienes por desconocimiento creen que nada hay entre ellas, pues afirman erróneamente que la matemática se rige por la verdad y la poesía por la belleza. Eso no es efectivo, ya que ambas disciplinas se rigen por lenguajes (matemático y poético), que son los que sí se rigen por criterios estéticos. Si la arquitectura de un teorema que se ha demostrado como verdadero, está bien diseñado, es decir en sus excelentemente logrados  análisis y síntesis en cada una de las deducciones argumentativas involucradas en él, cualquier matemático que se precie como tal, dirá que la belleza está presente en la demostración de dicho teorema. Lo anterior vale también para conjeturas bellamente establecidas (excelentemente bien planteadas) no importando que ellas hayan sido demostradas, pero que en el momento de ser aplicadas lleven a una conclusión verdadera (problemas abiertos, en cuanto a que no se han podido demostrar como verdaderos). Lamentablemente el común de las personas que no han transitado por esta discipĺina, nunca podrán apreciarlo y mirarán como algo extraño que un matemático se auto encante (criterio estético) con algunas de las situaciones como las anteriores. El criterio de verdad o falsedad presente en la matemática, corresponde a la riqueza o pobreza de contenido que envuelve el lenguaje matemático. Bien, ahora si se analiza un un texto poético ocurre lo mismo que en la matemática, el contenido puede ser pobre o rico (lo semántico) y sólo lo que lo envuelve (sintáctico) puede ser considerado en los cánones estéticos y así de un poema se puede decir que está bellamente estructurado. Ahora, si a lo anterior se le agrega la riqueza de contenido, que podría ser su profundidad o cualquier elemento presente en él en relación a lo que se pueda interpretar y que con ello asombra o auto encanta (entre otras manifestaciones emocionales o intelectuales) al observador, diremos que se está delante de una genialidad creativa y esto vale para cualquier arte, llámese, pintura, escultura, música o arquitectura,  entre tantas otras manifestaciones artísticas.

Bueno,  me podrán decir que tiene que ver lo anterior con la presentación del poemario “Palabras en el Tiempo” de mi buen amigo y colega matemático Elías Irazoqui Becerra y la respuesta se las entrego sin pensarlo dos veces. Elías ha encontrado y se ha maravillado con la poesía, con la cual evidentemente ha podido sacar de la profundidad de su mundo interno, muchas de sus urgencias interiores provenientes de sus circunstancias exteriores o internas,  que estaban encadenadas a ese mundo, por una especie de fuerza de gravedad que las retenía. Él ha encontrado la clave que le ha permitido romper esa forma de fuerza gravitatoria llevando a la luz del día esas urgencias, que naturalmente no son, ni serán una catarsis, pues va más allá de ello y precisamente lo ha hecho haciéndose parte de lo que dijo hace más de un siglo uno de los más grandes matemáticos de los tiempos modernos, Karl Theodor Wilhelm Weierstrass (Alemán: 1815 –1897), parafraseándolo, “El matemático que no tiene algo de poeta, no es matemático” y naturalmente las  ha entregado con la cosmovisión que tiene quien ha cultivado esta ciencia, quizás la más dura de todas.

Una alegría inmensa me invadió, cuando mi buen amigo Elías me pidió que le leyera su poemario y más aún cuando me solicitó que se lo prologara y presentara en el lanzamiento del mismo, lo que además por el hecho mismo de ser él un matemático como yo, que incursiona y camina en la galla ciencia, entregando lo que tiene que entregar y para quienes les llegue a fondo y en profundidad sus mensajes bellamente estructurados en un propio lenguaje, en un personal estilo, que obviamente lo hace único en su inicial caminar de poeta. Ante ello me congratulo además, pues en Chile son pocos los matemáticos que han complementado su accionar profesional con la poesía, entre ellos Nicanor Parra, a diferencia de por ejemplo, México, España, Argentina por nombrar algunos países en los cuales han sido tocados muchos matemáticos con el báculo mágico de los dioses inmortales de la poesía. Bien por él y por mi por sentirme su amigo, desde aquellos días en Valdivia, a fines de la década del setenta y comienzos del ochenta en que me concedió su gran amistad.

Dicho todo lo anterior y disculpándome por haber abusado del tiempo que necesaria y lógicamente le corresponde a Elías Irazoqui y también por haberme desviado bastante de lo que se estila tradicionalmente en una presentación de un escritor en el lanzamiento de su libro, les dejo con él para que les haga entrega de su palabra poética y ojalá los deje en el estado de auto encantamiento que a mi me produjo. Además es mi gran deseo que éste sea no sólo su primer poemario, sino que uno de los tantos por publicar y que su vena creativa y poética le hagan producir.

Muchas gracias querido amigo Elías y apreciados Sras. y Sres. Presentes,  por permitir dirigirme a Uds.

Lionel Henríquez Barrientos
Chillán, diciembre 04 de 2015

Comparto el Prólogo del poemario:

PRÓLOGO

Entrar en los textos de Elías Irazoqui Becerra, es incursionar de lleno en su mundo interno y más aún, embarcarse con  él,  en su propio barco,  en  el cual  navega con sus profundos pensamientos por un gran océano y con las estrellas, la luna y el sol alumbrando esa gran travesía, hasta llegar finalmente a las columnas del horizonte, en la cual habita la vida misma, su vida y en particular el dominio de  su existencia, bordeando e incursionando hasta en la metafísica. 

Hacerlo es tener la seguridad de poder llegar con él,  pisar tierra firme desde el andén mismo y precisamente en uno de sus puertos principales. Ello es una tarea, quizás una obligación, ineludible, pues como si fuera por arte de magia,  no sólo la travesía, sino todos los paisajes, tanto del mar, como del continente,  se trasuntan en el mundo interior, subjetivo de un buen lector, y esencialmente su manera ética, estética y religiosa de concebir lo que Dios nos ha otorgado entre el nacimiento y la muerte y quizás más allá y obviamente como sólo un pestañeo.

La razón de que esto último ocurra,  es muy simple, pues Elías  escribe y describe esta travesía en textos que completan cuatro secciones, que escribe en sus coordenadas espacio temporales desde 1995 tanto en Chillán, Chile como en su estadía en Barcelona, España, con una exquisita síntesis, incluyendo incluso hasta ideas que son de corte matemático. Obviamente él, como buen Matemático y Educador que es, tiene el talento, la capacidad adquirida e innata de hacerlo y más aún, de una forma que varía finamente entre la poesía y la antipoesía, y se puede afirmar sin temor a equivocarse como lo dijo Karl Weierstrass, entre otros grandes matemáticos que dijeron algo al respecto, “Un matemático que no es también algo de poeta nunca será un matemático completo.”

 Elías lo es, y además tiene la capacidad de recrear el paso por los textos de Marco Aurelio, a quienes los han leído y de una manera simple, sin tropiezos y sobre todo con iluminadoras y sentenciosas palabras, con imágenes, de gran fuerza y profundidad de contenido y con un ritmo que hacen leer el libro completo, pues tiene un buen hilo conductor,  todo ello lo hace en cada uno de sus textos, que tienen el atributo de estar  plenos de armonía.

Difícil es sustraerse a incursionar en alguno de sus textos, pero como dijo Gabriela Mistral,  parafraseándola  y haciendo mías sus palabras, pero no como autor sino como prologador, “Alfonso Reyes creó entre nosotros el precedente de las notas sobre su propio libro. Cargue él, sabio y bueno, con la responsabilidad de las que siguen. Es justa y útil la novedad...Una cauda de notas finales no da énfasis a un escrito, sea verso o prosa. Ayudar al lector no es protegerlo. Sería cuanto más saltarle al paso, como el duende, y acompañarlo unos trechos de camino, desapareciendo enseguida...”. por ello mismo,  traigo a este escrito alguno de sus textos que considero imprescindibles para darle la mano a un buen y bondadoso lector y caminar un pequeño trecho, el que apreciará y se auto encantará como a mi me ha ocurrido, con ellos y todos los restantes que constituyen la totalidad del mismo libro.

¡Cómo no traer acá este aclarador texto de lo que ha plasmado?

Aclaración
Lo mío no es poesía.
Es sólo la necesidad
                        de plasmar en unas pocas líneas…
De lo que está hecha
            la
                                  Vida…

¿O traer su visión personal de algún aspecto de sus circunstancias personales?

FORMAS DE OLVIDAR A UNA PERSONA
Solicitarle:
su número de celular (móvil)
su correo electrónico,
eso…

Ya ha pasado al olvido…
No le pida más,
ya es olvido,
lo es.

Y que  pase el siguiente, por favor…

¿O su misticismo?

Un Hint de Dios
La vida sin un
 referente divino
  no tiene sentido…
       Es una vida sin Vida…
                                                            Le está permitido
                         pensar distinto,
                                                         sólo eso.

¿O simplemente traer este singular texto que bordea la metafísica?

Importancia
Juzgue usted la
importancia de:

un punto,           
de dos,      
de tres.    

De ninguno…

La importancia de usted.
Sí, de usted…

La verdad es que después de haber leído las cuatro secciones del libro, creo que cualquier lector quedará encantado, pues se habrá embebido de sentenciosas palabras que han salido del alma y con la pluma de un verdadero poeta, pues su vida está llena de poesía. Lo interesante es que o prácticamente caemos a tierra sin paracaídas desde las alturas después de un interesante vuelo en una nave piloteada por él, pero con su protección o simplemente como dije al principio, llegamos a un buen puerto de vida, que nos alegrará la existencia, pues más de alguno de sus paisajes quedará habitando nuestro propio mundo interno.


Lionel Henríquez Barrientos
Chillán. Primavera de 2015.

Mi foto
Nombre: Lionel Henriquez

Lionel Henríquez Barrientos, nacido en
Santiago de Chile en el año 1946. Desde 1974 y hasta 2013 se
desarrolló y actuó profesionalmente como académico enseñando Matemáticas en la
Universidad Austral de Chile en Valdivia.
Ciudad de ríos, lluvia, árboles, flores y
construcciones típicas en madera que se añejan en
el tiempo, lo invita en el año 1990, por su singular urbanismo y entorno natural, a entrar en la poesía –esa que desde niño dormía en su mundo- como una forma de expresar la belleza que adorna su
maravillosa atmósfera y entorno. Sería sólo un primer paso ya que también su universo esencial irrumpe en los textos, como una urgencia interior, aquietando su alma, su espíritu. Desde ese comienzo su obra ya está en dos libros inéditos con derecho de autor en Chile y cinco publicados, cuatro en Monterrey, México,: "Entre dos manos.2005, "Entre gritos de luz".2007, "Verbos en aguaviento" (prólogo y compilación de textos de cinco jóvenes universitarios y poetas participantes de mi Taller de poesía efectuado en la Universidad Austral de Chile. 2008) y, "Gárgola. La Aventura del espectáculo".2009 y el otro en Santiago, Chile: "El tren de las distancias".2005. En las antologías “Sin Tinta ni Papel".2004, "Intramuros".2005, (ambas editadas en Santiago, Chile), “Nueva Poesía Hispanoamericana”, dos ediciones.2004,(Lima, Perú)y, "poemas de mar a mar" 2006,(Barcelona, España). A lo anterior se suma el prólogo a la segunda edición del libro de cuentos "Misteriosas Aventuras de Villanueva". Barranquillas, Colombia. 2007. Libro de autoría del escritor colombiano Mario Ramón Mendoza; y "Verbos en aguaviento". Revista Oficio (revista de contracultura). Vol XX. Nº 257. Pág. 13. Enero de 2009. Monterrey. México.

Actualmente, noviembre de 2015 y después de retirarse de la Universidad Austral de Chile, Valdivia, se ha radicado en la Ciudad de Chillán, Chile y está dirigiendo dos talleres de poesía en la ciudad. Uno para alumnos de la Universidad del Bío Bío, sede Chillán, como profesor Part-Time y el otro para algunos escritores de la misma ciudad.

Lionel Henríquez Barrientos
http:lionelhenriquezb.blogspot.com

Chillán-Chile

Free counter and stats for your website on www.motigo.com ¡Recomienda esta página a tus amigos!
/

Powered by Blogger