Lionel Henriquez B.

Ex Académico (Matemáticas) Universidad Austral de Chile 1974-2013. Desde 1990, combina su profesión, en la que ha escrito algunos artículos, con la poesía en la que tiene 12 libros publicados, 7 Monterrey (mx), 1 Junín de Bs. Aires (ar) 1 Lima (pe), 1 Valdivia (cl) y 1 Santiago (cl) y, en 8 antologías, 2 Lima (pe), 1 Barcelona (es), 1 Barranquillas (co), 1 Bogotá (co) y 2 en Santiago (cl). Poesía en http://lionelhenriquezbarrientos.blogspot.com/ y http://lionelalbertohenriquezb.blogspot.com/

Libro de Visitas Free counter and web stats
Tiempo en Valdivia
Hora mundial Reloj Mundial y Mapa de los Husos Horarios

sábado, mayo 23, 2015

Prólogo del poeta colombiano Joseph Berolo a mi último libro "SOBREVIVIENDO. Sonetos peregrinantes". Por publicarse y lanzarce en octubre en Bogotá.Colombia. Por Ed. Ave Viajera. Bogotá Colombia.

PRÓLOGO



El soneto, afirman los poetas clásicos, “es la única forma poética de la literatura occidental que ha mantenido su atractivo”. Llámese poema, verso, poesía, balada, redondilla, polimnia, soneto con estrambote, soneto doble o doblado, soneto en alejandrinos,  dodecasílabos, pentasílabos Soonaris, sonido,  Dolce Stil Nuevo (Dulce Estilo Nuevo), o que el soneto sea petrarquesco  o no, (sic), de una octava de ocho líneas, en las que se plantea un problema, se formula una pregunta, o se expresa alguna tensión emocional, o shakesperiano (sic) de tres estrofas de cuatro versos o cuartetos, de rima independiente, o que existan variaciones de estilo todo es fundamental y consecuente con las características de  la estructura petrarquista.
Sobre su “pequeña obra”, así describe su autor este gran trabajo literario suyo,   “SOBREVIVIENDO. Sonetos peregrinantes”,  Lionel define uno de los motivos que tuvo para escribirla: “Al estudiar la melodía presente en el soneto clásico, pude percatarme de la dificultad extrema de poder dejar totalmente los catorce versos en un mismo ritmo”; de igual manera, define el nominal del soneto: “Al momento de analizar todos las formas de esta bella composición, me di cuenta que al ser tan difícil este empeño, los compositores en este bello estilo lo hacían y de hecho lo siguen haciendo, con un ritmo de acentos* que no corre a través de todo el texto y la consideración a efectuar es que se mantenga ese ritmo de una manera preferente, y no tomando en cuenta los acentos impuros, al decir de mi buen amigo el poeta y tenaz investigador almeriense Antonio García Vargas”.
_________________________________________________________________________
(*) Ritmo de acentos- En su evaluación, el matemático profesional que es Lionel, calcula la precisión del mecanismo del soneto: “mantener al menos siete de los catorce versos que componen el soneto, es decir como una interpretación de manera estadística de este hecho y que en muy pocas ocasiones he podido observar en algún poeta que lo haya considerado de esta,  mi manera de construirlo”.
Tal cual me propuse al escribir este prólogo, el resultado es esencialmente el buscado por Lionel mismo. Más aún, al seguir incursionando en su presentación, encuentro que estoy de acuerdo con su objetivo. No sin tener que posesionarse en una de las tantas formas en que el soneto se ha dado históricamente y precisamente, Lionel  elige el “melódico” por la musicalidad que lo habita. Además promete incursionar en las otras variantes y con otros ritmos grecolatinos efectuando lo mismo que ha hecho en este poemario.

 “Sonetos Peregrinantes. En carruaje entre el Alfa y el Omega”. Ed. Oficio, Monterrey México. 2009”, es entonces, la continuidad de la insatisfacción leonina, o explicada en este caso, como la necesidad que tiene Lionel de satisfacer su insatisfacción. “La verdad es que no quedé satisfecho del todo con Sonetos Peregrinantes, ya que siempre tuve la idea de mantener el ritmo en todo el poema”.Su leitmotiv. motivo central recurrente de su obra, tomar en cuenta todo aquello que ha aprendido de su amigo el “sagaz” investigador y poeta español García Vargas, a quien considera su Maestro en el bello arte poético, y de quien extrae y presenta algunos comentarios públicos acerca del ritmo cualitativo que es consustancial a la poesía grecolatina y cuya inclusión en nuestra poesía hispanoamericana no se ha dado nunca, por la dificultad extrema que presentan estos al interior de nuestra lengua española, incluyendo los fallidos intentos de poetas, como el genial Rubén Darío.
Lionel además intenta aclarar lo que su Maestro comenta acerca de la “intromisión de los acentos impuros” que se posicionan en el poema, pero que por lo difícil de evitarlos, se aceptan. A manera de “comparación”, siguen dos de los sonetos que  Lionel  considera merecedores de ser estudiados   por quienes  realmente estén interesados en revisar sus arquitecturas poéticas:
EL POETA Y SU OFICIO
Se descubre en el alma del poeta:
"Sus ventanas abiertas al futuro
y por ellas el sol quiebra lo oscuro
permitiéndole ver todas sus vetas."
En sus ojos él crea como asceta
con maderas muy nobles, y seguro
de tener el talento de hombre duro.
Carpintero con versos el concreta.
Día y noche él lleva su palabra
a poemas que sean un descanso
al trabajo de abeja en su colmena.
Con rituales hará misa en escena
alumbrado por luces de remanso
en su mundo y tener su abracadabra.
UN NUEVO RUMBO
Con coqueta sonrisa se presenta
Por los bosques y ríos de su ambiente
desde un árbol le trina dulcemente
a volar por ramas a él lo alienta.
¿Cómo puede el destino sacar cuenta
e inventar nuevo rumbo conveniente
ante pasos ligeros en pendiente
y ahogar en la sima su tormenta?
Para él, quien se muestra complacido
ese encuentro podrá ser el detente
que lo induce a mirar nuevos confines.
¿Romperá vestiduras tan afines
por lanzarse a un vacío intermitente
que lo lleve a un lugar desconocido?”
 
  “Todo  lo dicho anteriormente” explica Lionel, “pasa por ser consideraciones de orden sintácticas y que junto a las semánticas sobre  las cuales no me manifiesto, considerando eso sí que el aporte de la belleza de la estructura junto a la riqueza de su contenido, le deben dar el pase a un texto poético, para ser realmente un poema”.
“Sintiéndose bastante complacido con lo efectuado” Lionel   espera que el buen lector que pase por sus escritos, en sus propias palabras, “pueda determinar si con el buen lenguaje poético, el que captura mis ideas poéticas y que sólo el tiempo dirá, he logrado que esta obra trascienda como un poemario que permita a otros poetas continuar la ruta que sigo. “Estoy convencido” agrega,  “que para conseguir un estilo literario propio es necesario  practicar con todos los ritmos que puedan presentarse en un poema, es decir, el propio (el que se conoce por el taconear de los tacos al caminar), el numérico, el de rima, el de acentos y por lo menos,  conocer el ritmo de consonantes, estudiados y analizados por los  estructuralistas franceses en la primera mitad del s. XX, seguidores los investigadores  Puis Servien, Matila Gyka y Paul Valery.”
No dudo en extender a Lionel el tratamiento de investigador de la arquitectura poética, frente a su propio libro y que ahora publica, y que seguramente ayudará quien quiera interiorizarse en la estructura de todos y cada uno de los sonetos presentados. Y sin tomar en cuenta las disquisiciones que he dejado en este Prólogo, me permito dejar para la consideración del benevolente, avezado lector y estudioso de la poesía, la lectura de esta obra, y que le permita volar libre e imaginariamente y sin paracaídas, con la melodía de fondo del lenguaje de cada uno de los sonetos de este poemario.
Observando desde las alturas los mensajes entregados en “Sobreviviendo”, Sonetos peregrinantes”, esperamos también que el crítico sagaz, pueda incursionar en su contenido, mirando crítica pero constructivamente la propuesta hecha en el Lenguaje Poético, propuesto e inmerso en la obra.
Joseph Berolo
Marzo 4, 2015
Chía, Cundinamarca, Colombia

Mi foto
Nombre: Lionel Henriquez

Lionel Henríquez Barrientos, nacido en
Santiago de Chile en el año 1946. Desde 1974 y hasta 2013 se
desarrolló y actuó profesionalmente como académico enseñando Matemáticas en la
Universidad Austral de Chile en Valdivia.
Ciudad de ríos, lluvia, árboles, flores y
construcciones típicas en madera que se añejan en
el tiempo, lo invita en el año 1990, por su singular urbanismo y entorno natural, a entrar en la poesía –esa que desde niño dormía en su mundo- como una forma de expresar la belleza que adorna su
maravillosa atmósfera y entorno. Sería sólo un primer paso ya que también su universo esencial irrumpe en los textos, como una urgencia interior, aquietando su alma, su espíritu. Desde ese comienzo su obra ya está en dos libros inéditos con derecho de autor en Chile y cinco publicados, cuatro en Monterrey, México,: "Entre dos manos.2005, "Entre gritos de luz".2007, "Verbos en aguaviento" (prólogo y compilación de textos de cinco jóvenes universitarios y poetas participantes de mi Taller de poesía efectuado en la Universidad Austral de Chile. 2008) y, "Gárgola. La Aventura del espectáculo".2009 y el otro en Santiago, Chile: "El tren de las distancias".2005. En las antologías “Sin Tinta ni Papel".2004, "Intramuros".2005, (ambas editadas en Santiago, Chile), “Nueva Poesía Hispanoamericana”, dos ediciones.2004,(Lima, Perú)y, "poemas de mar a mar" 2006,(Barcelona, España). A lo anterior se suma el prólogo a la segunda edición del libro de cuentos "Misteriosas Aventuras de Villanueva". Barranquillas, Colombia. 2007. Libro de autoría del escritor colombiano Mario Ramón Mendoza; y "Verbos en aguaviento". Revista Oficio (revista de contracultura). Vol XX. Nº 257. Pág. 13. Enero de 2009. Monterrey. México.

Actualmente, noviembre de 2015 y después de retirarse de la Universidad Austral de Chile, Valdivia, se ha radicado en la Ciudad de Chillán, Chile y está dirigiendo dos talleres de poesía en la ciudad. Uno para alumnos de la Universidad del Bío Bío, sede Chillán, como profesor Part-Time y el otro para algunos escritores de la misma ciudad.

Lionel Henríquez Barrientos
http:lionelhenriquezb.blogspot.com

Chillán-Chile

Free counter and stats for your website on www.motigo.com ¡Recomienda esta página a tus amigos!
/

Powered by Blogger